Magazine
02/12/2019

Realidad virtual en el refugio antiaéreo de Sant Just

En 1938, los vecinos de Sant Just Desvern construyeron un refugio antiaéreo para proteger a la población civil de los bombardeos y peligros de la guerra. Actualmente, esta histórica construcción se ha rehabilitado para ofrecer visitas al público.

Siente el pasado de Sant Just en tu propia piel y sorpréndete con la experiencia de realidad virtual a menos de 2 km de tu nuevo piso de alquiler en BeCorp · Sant Just Desvern.

El refugio está ubicado en la calle Montserrat, número 2, y cuenta con una extensión de 165 metros a 8 metros bajo tierra. El recorrido visitable se limita a los primeros 70 metros y se accede desde el patio de les Escoles. En el exterior, podrás contemplar distintos murales y esculturas inspirados en los desastres de la guerra.

testimonio refugio antiaereo actividad sant just desvern

Revive la historia de Sant Just Desvern a través de la realidad virtual. Conoce los 5 personajes, representados por reconocidos actores, y descubre sus historias con una experiencia 360º. ¡Una visita 100% inmersiva! Elige tu personaje, encuentra la escultura asociada y disfruta con las gafas de realidad virtual.

Sumérgete en los espacios y situaciones recreadas, basadas en las anécdotas contadas por los testimonios reales que ocuparon el refugio durante el bombardeo de enero de 1939. ¿Cómo vivió el bombardeo una niña? ¿Y un joven herido? ¿Cómo se sentiría una mujer embarazada o un anciano? Vive las distintas perspectivas con la representación de grandes actores como Clara Segura, Marta Domingo, Jordi Domènech, Just Fosalva y Laia Brufau.

testimonio refugio antiaereo actividad sant just desvern

Los testimonios de los ciudadanos de Sant Just que vivieron los bombardeos de 1938 y 1939 son hoy el recuerdo de lo vivido en el refugio y las voces que han ayudado a realizar el proyecto. Teresa, Pilar, Rafael, Mercè, Rosa, Bartomeu… son solo algunos de los nombres que nos relataron sus vivencias. ¿Quieres conocerlos? Lee aquí sus historias en primera persona.

Este espacio, ahora abierto al público, estuvo cerrado muchos años y pocos sabían de su existencia. ¡Incluso fue utilizado como una champiñonera durante los años de la posguerra! Ahora puedes visitarlo muy cerca de tu nueva vivienda de alquiler en BeCorp · Sant Just Desvern.